26.11.14

Col Collective en Paso de Gavia

Hace muchísimo que no escribo. Lo hago hoy para enseñaros este vídeo que me ha gustado mucho:



20.1.14

¿Qué es ciclismo?

En un fugaz repaso a la acepción de la palabra "gloria" que alojo en mi mente, un sprinter rebasa la línea de meta en un ajustado y memorable final, que requiere foto finish. El escalador al que todos adoran realiza la etapa soñada: una larga escapada en solitario y una épica ascensión final al coloso alpino, y alza sus brazos al cielo entre vítores y ruido de obturadores. El clasicómano de impresionante palmarés vence en el monumento que ya le vio ganar en anteriores dos ocasiones y entra en la historia de la mítica carrera. Gloria.

Todo lo que yo soñaba de niño, joven y amateur. Todo lo que sigue escapando de mí a una velocidad que ya he asumido que me será imposible alcanzar hoy, el día. El último día. Es curioso que sea hoy cuando no siento nervios mientras me subo los tirantes del culotte o que solamente visite una vez el baño antes de salir del hotel. No se prevén homenajes. La mía no es una retirada soñada. Tan sólo acaba mi temporada, pues serán los jóvenes los que disputen las dos o tres últimas carreras, meras "romerías", como decimos en el equipo. El año que viene las ruedas seguirán girando, pero no para mí, que no he conseguido un contrato de profesional que me permita vivir como un profesional.

No recuerdo muy bien cómo fue el proceso de conversión de juvenil prometedor a profesional invisible. Supongo que fue un cúmulo de circunstancias: no poseer unas fantásticas cualidades; aquellas dos malditas caídas casi consecutivas en el que pretendía ser mi mejor año y, quizás, la falta de confianza propia y ajena en mis escasas, todo sea dicho, posibilidades de victoria en carreras de segunda. Recuerdo mucho mejor el resultado que el proceso. Los kilómetros interminables al frente del paquete. El viento. Los viajes al coche para cargar bidones. El viento. La extraña sensación de deber cumplido tras reventar tirando para el líder en una etapa sin televisión. Ni siquiera televisión hoy. Se parece demasiado a la desazón el deber cumplido cuando evitas por poco el fuera de control. El viento.

Pero si hay algo que no alcanzo a comprender es cómo he podido llegar hasta hoy. Qué me ha movido en el deporte de la gloria. Yo nunca siquiera rocé la gloria. No la olí. La ví casi por televisión cuando pasaba invisible tras los micrófonos que entrevistaban al hombre de la etapa, que nunca era yo. ¿El dinero? No me hagas reir. Nunca pensé en él más que para cerciorarme que la cuenta del banco al menos me permitía pagar las letras de la casa y el Mini clásico del que me encapriché. Y sin embargo, es hoy cuando me hago estas preguntas. Y es hoy cuando me veo a mí mismo arrastrado por una estúpida e incomprensible inercia cíclica que sólo incluye entrenar, comer, descansar, dormir, correr. Y vuelta a empezar. Repaso mi vida y sólo veo ese círculo. Una rueda. 

-¿Qué ha sido el ciclismo para tí?- pregunta el solitario periodista local, casi un amigo, que se ha acercado a mi última carrera. Vuelvo en mí de mis oscuros y amargos pensamientos, que han esperado años ocultos tras la cortina que yo mismo corrí, para joderme el último día. 
-¿Qué es el ciclismo?- me repite, inquisitivo y molesto.
-Ciclismo soy yo- respondo de malos modos.




29.9.13

España tercermundista, capítulo 1

Así se compagina la circulación a pie, en bici y en vehículo a motor en Holanda.

25.8.13

20.8.13

Pirineos 2013

Según la escala de medida que utilicemos, un año puede parecer una eternidad o un instante. Si lo que tenemos en perspectiva es volver a los Pirineos, el tiempo pasa realmente lento. Hasta que estás allí.

Una vez rodeado de los colosos, el tiempo vuela y la sensación de no estar haciendo lo suficiente para aprovecharlo es continua, inquietante y acusadora. Ninguna excursión, por agotadora que resulte, llega a saciar el deseo de llenarse de fotos, momentos y sensaciones la mochila en la que conviertes tu mente durante una semana.

Luego, nada más partir de vuelta, y cada vez más a medida que dejas las moles a tu espalda, el tiempo vuelve a transcurrir lento, desesperantemente lento hasta que te acostumbras de nuevo.


 Valle de Pineta

 Camino de Pineta a Bielsa

 Remontando hacia Borda Musulié, cerca de Pineta

 Salto en GR19.1, cerca de Bielsa

 PR HU-137, desde Bielsa

 PR HU-137, desde Bielsa

 Subiendo al Ibón de Urdiceto

 Llegando al Collado de Urdiceto

Ibón de Urdiceto 

 Junto al Ibón de Urdiceto

GR11 hacia Viadós, desde Urdiceto 

Collado de la Cruz de Guardia; bajada hacia Bielsa 

Espierba

Collado Sarratillons, 1790 metros 

 Hacia Petramula

 Petramula

 Subiendo hacia minas de Parzán

 Pico Liena, a 2600 metros

 En el Pico Liena, con Robiñera al fondo (3000 metros)

 Bajando por las crestas de Liena

 Crestas de Liena

 Restos del teleférico de las minas

 Bajando el Barranco de Liena

 Barranco de Liena

 GR15, cerca de Ibón de Plan

 Embalse de Mediano, junto a Aínsa

Aínsa y Peña Montañesa

2.3.13

Cómo se fabrica un cuadro de carbono

Gracias a Scott podemos conocer un poco mejor cómo se fabrica un (buen, a priori), cuadro de carbono.

12.2.13

¡Por fin!

Las mejores imágenes de Where the trail ends.

3.2.13

Aventura con mayúsculas

De Canadá hasta Méjico sobre una bici. Una aventura con mayúsculas.

14.1.13

Reflexiones y divagaciones sobre el dopaje

El ciclismo, sin haber sido un deporte que despertase verdaderas pasiones y discusiones más que en sus más acérrimos seguidores, parece haberse convertido de un tiempo a esta parte en "un nuevo fútbol". Hasta ahora, cada español, además de su empleo, tenía un cargo autoimpuesto de seleccionador nacional de fútbol o de entrenador del equipo de sus amores, cuando no ambos. Ahora, todos somos también expertos en ciclismo y, por supuesto, en sus entresijos, entre ellos el oscuro doping.

El derecho a la opinión es innegociable, así como la obligación de escucharla, intentar entenderla y respetarla, ya nos parezca acertada o todo lo contrario. Sin embargo, parece inherente a la condición humana la necesidad de llevar al extremo cualquier argumentación, así como la desaforada protección de nuestra verdad mediante la conocida técnica de "oídos sordos" o la más elaborada del "sí, pero yo".

Son muchos años relacionado de alguna manera con "el mundillo". A veces más cercanamente, otras más alejado; a veces, con intensidad, otras con cierta indolencia. Sin embargo, y a pesar de haberme formado una opinión al respecto basada en las miles de fuentes de información que uno recibe, sobre todo de las que considero cercanas al problema y, por lo tanto, autorizadas de alguna manera especial, suelo refugiarme en el relativismo y huyo de posiciones rocosas e inexpugnables.

No es por simple comodidad o por la ausencia de unos idelaes que tengo muy claros. Si el tema fuera sencillo, ya se habría solucionado. Aunque, a veces, incluso los problemas sencillos dejan de serlo cuando existen intereses multidireccionales, como es el caso. Las cosas se complican más aún cuando los encargados de dirigir, organizar y velar por el correcto, y limpio, devenir de un espectáculo o deporte, demuestran ser unos ineptos o unos caraduras, si no ambas cosas.

Los más destacados y mediáticos escándalos de dopaje- caso Festina, Operación Puerto, caída del mito Armstrong...- no han hecho sino impregnar de radicalismo las opiniones de los poco allegados y, lo que es más grave, del aficionado practicante. A un lado, fans incondicionales de dioses que otros encumbraron y ellos abrazaron como el naúfrago abraza un tablón en el océano, con el mismo fanatismo que chorrea el que "es de Messi o de Cristiano". Al otro lado, el que defiende que todos los ciclistas van dopados, y que él mismo podría hacer un Tour si le dopasen igual que a los que se ganan la vida con los pedales.

La inoperancia de la UCI, su desinterés probablemente más de una vez, la relativa indefinición del concepto de doping, los intereses económicos importantísimos y la falta de escrúpulos en ocasiones -quizá falta de opciones en otras- de los ciclistas, no hacen sino convertir un problema de "fácil" solución -está claro que queremos un ciclismo limpio- en una nebulosa donde los múltiples factores que intervienen no invitan a las ya nombradas opiniones "porque sí".

5.1.13

See you soon, Burry.

Se fue otro grande, Burry Stander.

22.12.12

Corey Martínez, best of

Da gustito verle tan "sueltecito".